Después de todo, la ciudad

Decía Albert Camus que la retórica aparece siempre al principio y al final de las plagas: “en el primer caso es que no se ha perdido todavía la costumbre, y en el segundo, que ya ha vuelto”. A juzgar por los crecientes augurios sobre el porvenir de la ciudad, los arquitectos comienzan a dar la crisis del coronavirus por superada.

Publicado en: