. . .

María del Mar Estrella & Alba Estrella Gutiérrez

Por Elsa Aurora Nieto – Buenos Aires, Argentina
Para Primera Plana

Y si el pacto es posible
propongo no fallar

empecinarme en corregir las coordenadas
no esquivar los pasos ni malgastar
el oro de mis sueños

A cambio de mi suerte prometo
hacerte trampa, 
que  la carta marcada me dé el premio
de una ayuda que abrigue la intemperie.

(María del Mar Estrella)

al final todo se olvida
el amor el deseo la ignorancia
los honores los cargos las disculpas
la imprudencia los celos la nostalgia
el rencor la envidia la inocencia
solo el rostro en el espejo
máscara absuelta
y la memoria

olvida para siempre

(Alba Estrella Gutiérrez)

Cuando pienso en María del Mar Estrella o en Alba Estrella Gutiérrez sobrevuela la palabra destino. Las vueltas de la vida hicieron que me reencontrara con ellas una y mil veces. Y la profesión, que lograra juntarlas para una misma entrevista.

Vienen de los años donde muchas mujeres debían obediencia, más ellas forjaron un espíritu indómito que les fue permitido. Habitaban su mundo en la calle; aventurando historias:

MME: “Mis hermanos me decían que era hipócrita porque me sentaba al lado de papá, con cara de nada, tras hacer miles de travesuras. Hasta un tiro tengo.”

AEG: “Mi rebeldía era en el estudio, me llevaba todas las materias. Yo los mataba a mis hermanos con el silencio, era muy introvertida y los tenía a todos prontos al auxilio.”

Poetas y hermanas, antagonistas en apariencia, son una en el amor y reconocimiento. Familia de escritores rayando con lo artístico, hijas del recordado académico español Fermín Estrella Gutiérrez (Mtro. de Educación de la Pcia. de Buenos Aires; Pdte. de la Sociedad Argentina de Escritores; Prof. en la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA; autor de libros de literatura, escritor y poeta) llenaron todos sus sentidos con las historias y presencia de tantos admirados (y jóvenes) poetas que transitaron por la casa.

María del Mar Estrella

MME: “Una vez me preguntaron de dónde había nacido mi vocación poética y todo el mundo cree que de mi padre. Obviamente sus genes transmitieron mucho, pero yo le hago un homenaje a nuestra madre Josefina porque mi primer contacto con la poesía fue con ella. Recuerdo cuando nos cantaba las canciones que luego, mucho tiempo después, grabarían Leda y María Valladares”.

AEG: “Es así, la poesía me vino por mi madre. Siempre digo que a ella la inventé: la amé como a nadie pero con los años la entendí. Ella era una artista autodidacta, aunque también había estudiado piano con un discípulo de Scaramuzza. Iba por la casa cantando todo lo de Lorca.”

MME: “Hay un soneto de Alfonsina Storni que habla de su madre en Italia diciendo que todos los sueños de la madre los liberó ella. Nuestra madre fue un cajón de talentos postergados. Nosotras creemos que lo literario viene por nuestro padre; pero los recitales y otros eventos artísticos llegan por nuestra madre”.

Estar en la casa de Giuseppe Ungaretti cuando él competía por el Premio Nobel de Literatura, conocer de adolescentes María del Mar y Alba a Jorge Luis Borges y a Juana de Ibarbourou respectivamente, son experiencias que pocos han vivido.

MME: “A los 16 años conocí a quien realmente descubrí a los treinta: Borges, quien después de Cervantes es el escritor más importante de la lengua castellana. ‘Yo soy un lector que escribe’ es una frase suya que me acompaña siempre.”

AEG: “Mi primer libro ‘Los vulnerables cipreses del otoño’ tiene en la contratapa un extracto de una carta que me había escrito Ibarbourou a quien conocí en su casa de Montevideo (Uruguay). Yo tenía 21 años y ella 80, bajó las escaleras, nos sentamos y… enmudecí; habló solamente mi padre. Ya en Buenos Aires me animé a enviarle una poesía y empezó el intercambio epistolar. En casa siempre me decían Beba por ser la menor. Ella me hizo amar mi nombre, ser Alba. Vio en mí lo que no hablé y es uno de los recuerdos más bellos de mi vida.”

Poeta y Juglar es María del Mar. De la primera, todo inicia con su participación en el Concurso Nacional Iniciación a los 19 años enviando con pseudónimo su primer libro inédito ‘El Poblador’, obteniendo el Primer Premio por unanimidad. De la segunda, pisó por primera vez un escenario con el músico y cantante Moris en un recital de rock: “Eran los años ’70, dictadura militar con policías en las puertas. A las 3 de la madrugada me presenta, y tras silbatinas (lo que menos querían era escuchar a una poeta) logré imponerme ante una multitud: ahí nació la juglar.” Letrista de tangos interpretados por Susana Rinaldi, Néstor Fabián, Patricia Barone…

De Alba se puede decir que además de escritora e inspiradora de cantantes, es intérprete de poemas: “A los 15 años mi padre me regaló las Obras Completas de Federico García Lorca (Ed. Aguilar) y desde entonces lo interpreté. Quizás dude si no me gusta más la interpretación que la escritura; dentro de la interpretación hago la poesía, allí siento que el alma habla”.

Alba Estrella Gutiérrez

Marcan sus diferencias en estilos:

AEG: “Muchas veces escribo ‘corto’, he realizado publicaciones en posters con dibujos de una artista americana. Un joven se contactó conmigo -por Facebook- compartiéndome uno de ellos y diciéndome ‘siempre lo tuve en mi habitación y me ayudó a vivir’… son situaciones emocionantes. En cuanto a mi estilo, escribo sin comas, sin mayúsculas y sin puntos.”

MME: “Mis libros nacieron como tales. No son un conjunto de poesías que le dieron forma a un libro. Desde ‘El Poblador’ son todos diferentes. ‘Juglar’ son mis temas de los recitales; ‘Fuegos ceremoniales’ dedicado a los poetas; ‘El cíclope’ mi libro erótico de quien Santiago Kovladoff ha dicho ‘con maestría te has detenido al borde del abismo, nombras las cosas como son pero has elegido el soneto de Quevedo’; y ‘Palabra somos’ (2019) con el que cierro mi camino como escritora.” Y así dieciseis libros editados de los cuales ‘Los dioses mutilados’ (1997) y ‘Ultimo nombre’ (2003) serán reeditados.

AEG: “Mis libros salieron un poco por terquedad. La poesía en mí siempre estuvo analizada y me decidí recién publicar en el año 2005. Solamente edité cuatro libros de corrido que fueron para cuatro personas amadas y se transformaron, ya publicados, en historias universales: ‘Los vulnerables cipreses del otoño’ se presentó con música ,’Nanas para Lucía’  a una amiga española, ‘Los pasos de la memoria’ para mi gran amor, ‘Hilandera del viento’ dedicado a la cantante Julia Moro.

Talentosas y sensibles. Premiadas, reconocidas por sus pares y por cantantes que desde la primera hora, buscan sus letras para integrarlas al repertorio.

Y se dicen:

MME: “Lo que admiro de Alba es esa tozuda vocación que tiene para crecer, desde el pie, profundamente valiente. Quien conoce la poesía de Alba conoce su alma.”

AEG: María del Mar es una de las más grandes poetas de Buenos Aires. Hace muchos años quise ser alumna de ella, la admiro profundamente. Somos una familia elegida, la hermandad entre nosotras está implícita.”

Reconocimientos 2019

-SADE Sociedad Argentina de Escritores, Faja de Honor

“Ese grito callado del silencio” (María del Mar Estrella)

-Foro Femenino Latinoamericano, Mención Especial Mujer Destacada de la Cultura:

 Alba Estrella Gutiérrez y María del Mar Estrella.

“…
Hay libros que se escriben
con la última gota de la vida
sólo para nosotros
como el que arroja a los infiernos

su sed de transparencia.” 

(María del Mar Estrella) 

“…
marcharon
para ser lo que han venido a ser
rostro sin máscaras
y arrullo de pájaro y vuelo
libres hasta la médula del hueso
marcharon”

  (Alba Estrella Gutiérrez)

 

El amor no es culpable – Patricia Barone y Javier González con Juan Alberto Badía (1997)
(Música: Javier González/Letra: María del Mar Estrella)
Hilandera del viento – Música de Julia Moro y letra de la poeta Alba Estrella Gutiérrez

2 thoughts on “Soles que iluminan letras”

  1. Gracias gracias gracias.Sabia que tenía dos amigas «Estrellas «,pero tan grandes y tan de este planeta no.Gracias don Fermin y doña Josefina por dejar este legado a la cultura

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *