. . .
Primera Plana visitó la exposición
Alberto Giacometti travaillant dans son atelier, Paris [Alberto Giacometti trabajando en su estudio, París]. 1955 Fotografía: Isaku Yanaihara. Copia a la gelatina de plata 8,1 × 13 cm. Fondation Giacometti, París Foto : Fondation Giacometti, París. Photo by Isaku Yanaihara/ © Suki Yanaihara/ Permission granted through Misuzu Shobo, Ltd. Tokyo

La muestra podrá visitarse desde el 2 de junio, hasta el 23 de agosto 2020

Como agradecimiento a su labor contra la COVID-19, todo el personal sanitario, así como los integrantes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y el Cuerpo de Bomberos, podrán disfrutar gratuitamente de esta exposición.

La muestra Rodin-Giacometti, que solo llevaba expuesta 5 semanas cuando se produjo la crisis provocada por la COVID-19, se ha podido prorrogar y estará abierta de nuevo al público del 2 de junio, hasta el 23 de agosto. Con la reapertura se pone también en marcha, temporalmente, un nuevo horario que amplía la visita hasta las 9 de la noche.

Rodin accoudé à une selette à côté du monument à Victor Hugo [Rodin apoyado en un banco junto al monumento a Victor Hugo] c. 1898. Fotografía: Dornac [Pol Marsan / seudónimos de Paul Cardon]. Copia en papel albuminado 12,5 × 17,5 cm. Musée Rodin, París. Donación Rodin 1916. inv. Ph.00206. Foto: © musée Rodin

La exposición plantea paralelismos y disparidades entre estos dos grandes de la escultura moderna que, a lo largo de sus carreras, interrogaron los principios del arte escultórico y subvirtieron las reglas de la mirada tradicional hacia la figura humana.

Contemplada desde la situación que atravesamos, la muestra adquiere una mayor relevancia, pues invita a examinar la capacidad que tienen estos genios para ver, representar y hasta magnificar la fragilidad humana. En el caso de Rodin, desde su preocupación por captar la expresión del motivo representado, las pasiones y las tensiones emocionales; en Giacometti a través de su obsesión por reflejar la capacidad del ser humano para caerse y levantarse una y otra vez tras la Segunda Guerra Mundial, su soledad y el aislamiento en medio de un mundo difícilmente comprensible.

A consecuencia de los múltiples condicionantes implícitos en toda reprogramación, una de las piezas maestras de la exposición, El hombre que camina de Giacometti, permanecerá expuesta únicamente hasta finales de junio, cuando viajará a París para incorporarse a otra muestra sobre el escultor suizo que prepara la Fundación Giacometti y que podrá verse en su Instituto en el mes de julio.

Alberto Giacometti dans le parc d’Eugène Rudier au Vésinet, posant à côté des Bourgeois de Calais de Rodin [Alberto Giacometti en el parque de Eugène Rudier en Vésinet, posando junto a Les Bourgeois de Calais (Burgueses de Calais) de Rodin], 1950 Fotografía: Patricia Matisse Copia a la gelatina de plata 11,9 × 17,3 cm Fondation Giacometti, París Foto : Fondation Giacometti, París

Además de la exposición Rodin-Giacometti, Fundación MAPFRE vuelve a abrir sus salas dedicadas a Joan Miró. El espacio Miró hace un recorrido por los últimos años de la obra del pintor, si bien también se puede disfrutar de algunas pinturas y dibujos tempranos que dialogan con otras piezas de su amigo y escultor Alexander Calder. Un lugar de descubrimiento en que se dan cita algunos de los temas que han preocupado a Miró a lo largo de toda su trayectoria y a los que con los años el artista otorga un nuevo significado, si cabe, aún más pleno.

Publicado en:
https://www.revistadearte.com/
Fundación Mapfre – Madrid