. . .


ESCULTURA MONUMENTAL I 13 DE FEBRERO – 21 DE FEBRERO INAUGURACIÓN: JUEVES, 13 DE FEBRERO A LAS 19H

ESCULTURA MONUMENTAL II 26 DE MARZO – 30 DE ABRIL

INAUGURACIÓN: JUEVES, 26 DE MARZO A LAS 19H

  La galería Marlborough se complace en presentar su ambicioso proyecto expositivo para el comienzo de 2020. Se trata de dos exposiciones de escultura monumental que tendrán lugar entre febrero y abril y que reúnen un total de 14 artistas españoles y extranjeros contemporáneos de primera fila. Las muestras suponen la oportunidad única de observar cómo artistas con lenguajes muy diversos se enfrentan al desafío común que plantea el trabajo a gran escala.

Entre el 13 febrero y el 21 marzo tendrá lugar la primera parte de la exposición que incluye obras de: Magdalena Abakanowicz, Beverly Pepper, George Rickey, Tom Otterness, Antonio López, Francisco Leiro y Blanca Muñoz. La segunda muestra, entre el 26 de marzo y el 30 de abril, contará con obras de Tony Matelli, Kenneth Snelson, Red Grooms, Martin Chirino, Juan Genovés, David Rodríguez Caballero y Josep Maria Riera i Aragó.

En ambos montajes se juega con la idea de espacio interior / exterior cubriendo la galería con césped artificial, para evocar el entorno natural, contexto habitual de estas piezas, e invitar a los espectadores a sentarse o tenderse a contemplarlas.

El artista Antonio López junto a un modelo de la escultura Carmen despierta (el día)El artista Antonio López junto a un modelo de la escultura Carmen despierta (el día)El artista Antonio López junto a un modelo de la escultura Carmen despierta (el día)

   Las esculturas Carmen despierta (el día) y Carmen dormida (la noche), de Antonio López, son los mejores ejemplos del trabajo del artista hiperrealista a escala monumental y los primeros encargos que realizó en solitario. Entre los escultores internacionales destaca Magdalena Abakanowicz, conocida por devolver un carácter social y político a la escultura y por recrear el ambiente de su Polonia natal asolado por la guerra en sus conjuntos escultóricos. Esta muestra del trabajo de Abakanowicz en nuestro país coincide con la preparación de su gran retrospectiva en la Tate Modern de Londres que tendrá lugar en junio de 2020.

Carmen dormida (La noche), 2008 Bronce, edición de 3, 240 x 191 x 225 cm Carmen despierta (El día), 2008 Bronce, edición de 3, 245 x 209 x 246 cm

Beverly Pepper, George Rickey y Tom Otterness se aproximan al metal desde lugares completamente distintos. Fallecida durante la preparación de la exposición, Beverly Pepper, es conocida por sus grandes piezas de land art integradas en la naturaleza realizadas en acero corten; George Rickey, pionero en el uso del movimiento como elemento artístico, destaca por el carácter cinético e ingenieril de sus piezas y Otterness por ser uno de los artistas dedicados a la escultura pública más importantes y prolíficos de Estados Unidos.

El metal también es el medio natural de Blanca Muñoz, que tendrá un espacio especial en la muestra por su reciente nombramiento como académica de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.

Francisco Leiro, cuya figuración expresionista estamos habituados a ver plasmada en madera, presenta una gran pieza de granito y hierro.

En la segunda parte de la muestra podemos destacar las obras de Martín Chirino, el que es considerado el gran maestro español de la forja y autor de una inconfundible iconografía propia, y Juan Genovés, quien siempre ha sido clasificado como un pintor político pero que ya en su madurez trasladó sus características multitudes a un lenguaje escultórico totalmente original.

       Se podría decir que los norteamericanos presentes en la muestra: Kenneth Snelson, Tony Matelli y Red Grooms, tienen lenguajes artísticos dispares. Kenneth Snelson crea sus esculturas usando la “Tensegridad”, una modalidad constructiva basada en la composición de estructuras sobre cables tensionados, Red Grooms representa a sus personajes a través de una vía de expresión entre la escultura y la pintura, el esculto- pictograma, y Tony Matelli desarrolla un hiper realismo marcado por el juego de contrarios, visual y conceptual.

La pieza de David Rodríguez Caballero incluida en la exposición es una de sus estilizadas abstracciones de aluminio que concentra todo el estilo poético e intimista del artista.

La muestra se completa con una obra de Josep Maria Riera i Aragó que incluye su motivo característico: las hélices asociadas a la idea de exploración marítima y aérea.

Estas dos exposiciones consecutivas son una muestra del compromiso a largo plazo de la Galería Marlborough que se ha ganado una gran reputación por su dedicación a proyectos públicos y exposiciones de escultura monumental en las ciudades más importantes de España desde 1992.

Standing Figures, 2000, bronce, 168 x 51 x 36 cm c/u